Cómo usar el color en interiorismo para dar un toque de distinción y sostenibilidad

color en interiorismo

Una de las mejores películas en la historia del cine, El abogado del diablo, nos presenta el dilema al que se enfrenta el personaje de Charlize Theron cuando tiene que escoger la paleta de colores para su nuevo departamento. Y es que muchas personas se sienten intimidadas a la hora de elegir color en interiorismo con los cuales van a pintar las paredes de su hogar. Por eso saber decorar una casa de manera elegante y duradera es un arte y se llama interiorismo.

El uso del color en interiorismo

Los colores están presentes en el mundo de manera armónica, basta con ver la naturaleza para darnos cuenta. El interiorismo tiene la titánica tarea de tratar de emular el esquema visual del mundo exterior en un espacio interior.

Primero debemos tener en mente la proporción 60 – 30 – 10. Un color debe tener una preponderancia del 60% con respecto a los otros dos, y uno de los cuales debe usarse en un 30% y el uso del último debe limitarse únicamente al 10%.

Lo segundo es aprender a diferenciar y conocer los dos grandes grupos en los que se dividen los colores. Por un lado, están los tonos cálidos y, por el otro, se encuentran los tonos fríos.

Los colores cálidos como el rojo, naranja y amarillo tienen la particularidad de generar alegría y dar una sensación de optimismo. Por su parte, los colores fríos como el azul, el verde y el violeta ayudan a lograr ambientes asociados a la calma y a la elegancia.

Finalmente es considerar el uso de tintes, tonos y sombras para jugar con el espectro visual de los lugares, lo cual es más fácil de lo que parece. El tinte se logra combinando el color con blanco, los tonos se generan al combinar el color principal con gris y el efecto sombra se produce al mezclar el color con negro.

Tendencias de color para decoración

Aquí te damos algunos ejemplos de cómo complementar los colores en tus habitaciones según la regla del 60 – 30 – 10. A partir de ellos, puedes dejar que tu imaginación, tu creatividad y tu buen gusto tomen el control de tus decisiones.

  • Rosa, amarillo y verde.
  • Rojo, verde y café.
  • Azul, naranja y gris.
  • Azul, naranja y crema.
  • Violeta y verde con uso de sombras.
  • Azul, naranja y marrón.
  • Azul, morado y rosa.
  • Azul, blanco y rosa.
  • Blanco, naranja y gris.
  • Blanco, negro y verde.
  • Gris, rosa y blanco.
  • Marrón, rojo y amarillo.
  • Marrón, rojo y verde.
  • Marrón, blanco y azul.
  • Marrón, gris y azul.

No olvides tomar en cuenta la teoría de los colores expuesta por el psicólogo norteamericano Robert Plutchik en la cual se le asigna una emoción a cada color. Es así como el rojo significa furia, el naranja interés, el amarillo alegría, el verde fuerte representa temor, el azul asombro, el violeta melancolía y el rosa, sorprendentemente, significa aversión.

Una vez que tienes toda esta información a tu alcance, ¿cómo has decidido pintar las paredes de tu casa? 

imagen