Claves en la elección de telas para alta decoración

Uno de los temas más importantes en el momento de decorar nuestros espacios es, indudablemente, la elección de los textiles. Estas telas para alta decoración, las encontraremos en las ventanas, los muebles y, en ocasiones, también en las paredes. Por ello, seleccionarlos correctamente es clave para lograr el efecto deseado.

Cómo elegir telas para la decoración del hogar

Lo primero que hay que considerar es el espacio que vas a decorar y los elementos que ya se encuentran en él. Casi nunca tenemos la oportunidad de comenzar con un lienzo en blanco y, por ello, considerar lo que ya existe es primordial para un resultado armónico.

Igualmente, es fundamental establecer un presupuesto definido. Este punto es particularmente delicado, pues en el mundo de las telas las encontrarás de rangos muy diversos. Escoger por error una tela que no se encuentra dentro de tu presupuesto te resultará no solo frustrante, sino también una pérdida de tiempo.

Lo tercero que debes tener en mente es la necesidad de hacerte un espacio en tu agenda para poder decidir con calma. Afortunadamente, los catálogos de telas son bastante extensos y es precisamente por este motivo que requieres de un buen tiempo para revisarlos con tranquilidad.

Los tipos de telas y sus usos

Hablando de telas para decoración, sabrás que existen muchos tipos diferentes, aunque la clasificación más sencilla que podemos establecer es la que abarca las telas para tapicería, por un lado, y las telas para cortinas por el otro.

En general, las telas para tapicería se distinguen por estar confeccionadas de tejidos robustos y resistentes, adecuados para el uso que se les dará. Por su parte, las telas apropiadas para el cortinaje suelen ser más ligeras y delgadas, pues lo que se busca es que tengan una buena caída.

En la actualidad, existen infinidad de fibras posibles en las telas para decoración. Las hay naturales y sintéticas y, a diferencia del pasado, ambas opciones ofrecen magníficos resultados en cuanto a su calidad y apariencia. Optar por una u otra depende de tu gusto personal y del presupuesto disponible.

Las telas para cortinas pueden ser enteramente sintéticas sin sacrificar ninguna prestación, sin embargo, para las telas de tapicería es básico que, al menos, combinen fibras naturales. De otro modo, no se alcanzará la resistencia necesaria para cumplir su cometido.

Para elegir correctamente, puedes revisar la etiqueta. Si buscas una tela para un mueble de uso medio, el número de ciclos de resistencia deberá encontrarse en torno a los 15 000. Pero si el mueble es de uso rudo, los ciclos deberán ser más del orden de los 25 000.

Busca a los profesionales

No solo te orientarán sobre las tendencias de la moda, sino que pondrán a tu disposición una amplia variedad de catálogos en los que, con seguridad, encontrarás la tela adecuada para ti. Además, te asesorarán sobre el volumen de tela necesario para tus objetivos y, sobre todo, te ayudarán con la elección que mejor se adapte a tu diseño. ¡No dudes en consultar más en nuestra web!

imagen