Clásico pero con un toque moderno: claves para combinar estilos

estilos clásico y moderno

Si estás pensando en darle un nuevo estilo a tu decoración y combinar entre los estilos clásico y moderno, debes saber que lo clásico no solo está de vuelta, sino que viene con todo. Aunque para muchos de nosotros lo clásico no pasa de moda, lo cierto es que este año el estilo moderno marcó tendencias en decoración.

Sin embargo, no necesariamente se tiene que elegir entre un estilo u otro para decorar, pues al contrario de lo que se piensa, se puede crear una armoniosa combinación con los dos estilos.

Mezclar estilos: cómo hacerlo correctamente

Para que nuestra decoración sea todo un éxito, lo primero que debemos tomar en cuenta son algunas reglas básicas que nos ayudarán a guiarnos para elegir entre los estilos clásico y moderno.

El minimalismo no es una opción

Al tratarse de una decoración que combina estilo clásico con el moderno, no es aconsejable el minimalismo, pues una de las características principales del estilo clásico es lo cargada que es la decoración.

Por ese motivo es necesario que tomes en cuenta el espacio con el que cuentas, además de los muebles que vas a poner. Los muebles y los elementos decorativos pueden ser tanto modernos como clásicos, pero deben colocarse armoniosamente.

Decoración con objetos clásicos

Para que nuestra decoración quede armoniosa se pueden colocar piezas de otra época en algunas de las zonas de nuestra casa. Por ejemplo, un librero estilo antiguo lleno de libros viejos a un lado de nuestro nuevo sofá o un cuadro con diseño clásico sobre la pared de la sala. De esta manera puedes crear un contraste entre las decoraciones y combinar estilos.

Otra cosa que se suele hacer en este tipo de decoraciones es combinar los muebles, por ejemplo, una mesa estilo antiguo con sillas modernas. La ventaja de combinar los muebles es que no necesitas invertir tanto como lo harías normalmente para crear un estilo completamente clásico.

El equilibrio es lo más importante

Aunque la decoración clásica tradicional es muy cargada, cuando se combina con otras decoraciones no es conveniente seguir esa norma. Lo más adecuado es brindar pequeños toques de modo que pueda haber equilibrio entre ambas combinaciones, en especial con el estilo moderno, que suele ser más sencillo.

El color de las paredes

Las paredes juegan un papel muy importante en todas las decoraciones, ya que pueden ser lo que defina una decoración armoniosa de un completo desastre. Por eso, en caso de que nuestras paredes estén envejecidas, lo mejor será no agregar tantos elementos antiguos a la decoración.

Por otro lado, si en la decoración predomina el estilo moderno y aún cuesta trabajo crear un ambiente armónico, entonces se pueden pintar las paredes de blanco, beige o tonos cremosos. Estos colores le darán de manera sutil un toque más clásico a nuestro decorado y si lo combinamos con un par de candelabros u obras de arte será perfecto.

En caso de que predomine el estilo clásico, puedes usar combinaciones de colores oscuros como grises o marrones para las paredes. De este modo conseguirás un toque más moderno.

¿Te resultó práctico? ¡Pues quédate con nosotros para conocer más consejos de decoración que puedan ayudarte! Por algo somos expertos en estilo.

imagen